logoUno de los grandes retos que tenemos por delante como Asociación profesional es el de crear un sello de calidad que nos identifique. Nadie nos lo impone. Es una iniciativa propia para ser reconocidos en nuestro sector como un referente de calidad.

En la última asamblea, acordamos intentar una nueva vía que conduzca a la creación del sello de calidad ADIPA. El primer paso para conseguirlo pasa por establecer las bases que definan nuestro sello. Pero...¿por donde empezamos?. Nos hemos informado y planteamos aquí el proceso que estamos iniciando para vuestro conocimiento:

Objetivo.

Lo que perseguimos, es una certificación según los requisitos de la norma UNE 102043:2013. Ésta debe ser el resultado satisfactorio de una evaluación realizada por una tercera parte independiente. Servirá para respaldar ante los clientes que se satisfacen las exigencias de dicha norma en nuestros montajes de sistemas constructivos con placa de yeso laminado. 

¿Cómo nos preparamos para la certificación acreditada? 

 Al ponerse en camino, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Empezar el proceso con la actitud correcta.
  • Comprender totalmente el concepto estipulado en la norma y utilízarlo como modelo guía.
  • Saber qué compromiso representarán la aplicación y las implicaciones del sello para las empresas asociadas. 
  • Utilizar la norma como herramienta de mejora.
  • Comprender los riesgos y los procesos que se verán afectados en cada empresa.
  • Seleccionar un colaborador (organismo/notario certificador) con cuidado. 

¿Qué etapas debemos seguir?

Las etapas que conforman nuestra ruta hacia el sello de calidad ADIPA son:

1. Obtención de la norma 

Este paso es fácil.  Y lo tenemos muy claro. Norma UNE 102043:2013 Montaje de los sistemas constructivos con placa de yeso laminado (PYL).

2. Revisar la bibliografía y el software 

Hay una gran cantidad de información publicada y disponible que puede ayudaros a comprender e implementar el cumplimiento de la norma en vuestras empresas.

3. Trabajar en equipo. 

El compromiso de acreditarse bajo un sello de calidad certificado necesita ser una decisión estratégica de toda nuestra asociación. Es vital que todos los asociados, a su más alto nivel, se involucren en el proceso de creación. Se supone que esta es una estrategia de negocios beneficiosa que debe ser apoyada sin fisuras. Además, se necesitará en cada empresa un equipo dedicado para desarrollar e implementar los procesos necesarios. 

4. Determinar necesidades de capacitación 

Los integrantes de vuestros equipos responsables en cada empresa, necesitarán conocer todos los detalles de la norma pertinentes. Desde la asociación, podremos recurrir si es necesario a cursos, talleres y seminarios pensados para satisfacer estas necesidades.

5. Revisar opciones de consultores  

Opcionalmente, podemos plantearnos recurrir a consultores independientes para asesorarnos con relación al plan estratégico para que sea viable, realista y rentable al implementarlo. 

6. Desarrollar un "manual" del sello ADIPA. 

El "manual" del sello ADIPA  debe describir la política y las operaciones que englobe. A través de este documento informativo, haremos una descripción precisa de la asociación, de la razón de ser del sello, y de la mejor práctica adoptada para satisfacer las expectativas de los clientes con coherencia. 

7. Desarrollar procedimientos 

Los procedimientos describirán el proceso de ejecución (instalación de sistemas constructivos con placa de yeso laminado) amparado por el sello, y la mejor práctica para lograr el éxito en dicho proceso. Estos procedimientos deben contestar las siguientes preguntas sobre el proceso:  

¿Por qué?; ¿Quién?; ¿Cuándo?; ¿Dónde?; ¿Qué?; ¿Cómo?  

8. Implementar el sello de calidad ADIPA. 

La comunicación y la capacitación son fundamentales para una implementación exitosa. En especial, durante la fase de implementación, tanto ADIPA como sus empresas asociadas deberemos trabajar de acuerdo con los procedimientos desarrollados para documentar y demostrar la eficacia del sello de calidad.

9. Preevaluación. 

Es recomendable que el Organismo de Certificación que escojamos haga una evaluación preliminar de la implementación del sello de calidad. El propósito de esto es identificar No Conformidades y permitir que sean corregidas antes de empezar el proceso de certificación acreditada. Recibir una notificación de inconformidad significa que algún procedimiento no está siendo conforme con los requisitos de la norma.

garantia10. Seleccionar un Organismo de Certificación 

Si todo sale bien, nuestra relación con el Organismo de Certificación durará muchos años, ya que la certificación del sello tiene que ser mantenida. Para tener un sello de calidad eficiente, la mejora continua es fundamental y el organismo de certificación debe ayudarnos a conseguir el valor máximo de nuestro sello mediante una evaluación de fortalezas y oportunidades de mejora, empezando por desarrollar estos primeros pasos que hemos expuesto. Esto incrementará la capacidad que tendremos de cumplir con nuestro objetivo estratégico. En esta era de reconocimiento corporativo, es importante escoger a un Organismo de Certificación con una reputación irreprochable.

Os mantendremos informados de los avances en nuestra ruta hacia este ambicioso objetivo.